conectarse

Detrás de Ethic & Tropic hay una persona, Corinne Bally, y una historia de amor con Panamá...

Una vida profesional rica en experiencias y construida sobre literatura, comunicación y artesanía, una personalidad marcada por la curiosidad, la pasión y el respeto, así podemos describir a Corinne Bally.

Y, precisamente, fueron la literatura y la artesanía las que la llevaron hasta Panamá para enriquecer la galería que dirige desde hace ocho años en España. Este viaje cambió su vida porque quedó embelesada por la belleza, la singularidad y el misterio, que transmiten en sus artesanías las mujeres indígenas.

La primera conexión con este arte fue una exposición de "molas" kunas que organizó en su galería de Valencia. Después, totalmente seducida ("embrujada" diría un amigo panameño) por estos pequeños cuadros textiles que no tienen equivalente en el mundo, decidió  embarcarse en una aventura con las mujeres indígenas importando a Europa sus piezas de arte y artesanías, que fueron poco a poco llamando la atención de famosos decoradores, rastreadores de nuevas tendencias, así como también a coleccionistas de arte.

Le llevó más de un año y varias estancias en Panamá, acercarse a esta cultura, dar a conocer y compartir este trabajo en Europa, tanto como hacer las conexiones necesarias para garantizar una calidad constante y organizar la producción.

En el año 2012, decidió dedicarse por completo a este proyecto para poder viajar con más libertad. Y ese fue el verdadero nacimiento de Ethic & Tropic.

Gracias a su larga experiencia en Francia dedicada a la artesanía y, por otro lado, el haber dirigido su propia empresa en España, Corinne es capaz de encontrar, aconsejar y exigir la mejor calidad en cada uno de los productos que ofrece.

A lo largo de sus estancias en Panamá ha creado auténticos lazos de amistad que la han guiado en este país para establecer las bases de Ethic & Tropic.

Se ha hablado de orígenes ancestrales, ritos mágicos, ..., pero la realidad es que excepto el francés, Michel Perrin, con el cual está en contacto desde el inicio de su aventura, pocos etnólogos  han dedicado serios estudios a la producción artesanal de esas pequeñas etnias, con un modo de vida tan preservado.

Corinne en cada proceso de producción busca el significado y el origen de estos objetos donde esten y entra en contacto con las mejores artesanas.

No es fácil porque los indígenas viven en aldeas aisladas y algunas veces inaccesibles que se encuentran en el corazón de la selva.

Detrás de cada uno de esos objetos hay mujeres que trabajan y viven con sus familias en sus aldeas de origen.

Cada pieza vendida por Ethic & Tropic no sólo reconoce el increíble saber hacer de estas mujeres, sino que también contribuye al sostenimiento de sus familias, lejos de las grandes urbes, en su entorno tradicional.

Ethic & Tropic no dispone de talleres si no que colabora con las mujeres indígenas desplazándose regularmente hacia ellas.

Las mujeres indígenas trabajan libremente, a su ritmo, ignorando por completo la lógica de la productividad y aunque Corinne trate en algunos casos comunicar las peticiones de sus clientes cada producción es única e irrepetible, jamás identica.

 Y esto es lo que  hace este proyecto mágico: la originalidad de las producciones, esa esencia antigua, su misteriosa belleza y el amor por lo auténtico y único